Perdonen que no me levante


Último post | Últimos 10 posts | Archivos


posts previas: Audiolibros para los amigos
Siguientes posts: Regala

Secretos de confesión

En:


Anoche estuve viendo "Secretos de confesión", un telefilme de esos que pasan sin pena ni gloria, a pesar de tener varios actores conocidos, basado en hechos reales. Trata de los escándalos en la iglesia católica de los Estados Unidos, salpicando a uno de sus cardenales y como es un tema que me interesa bastante, pues le eché un ojo a la película, que ciertamente no es gran cosa.
 
Y como siempre que veo o leo algo que me llama la atención, en este caso también extraje algo, un pasaje de la Biblia que recita uno de los sacertotes, no implicado en el escándalo:

En aquel momento se acercaron a Jesús los discípulos y le dijeron: "¿Quién es, pues, el mayor en el Reino de los Cielos?" Él llamó a un niño, le puso en medio de ellos y dijo: "Yo os aseguro: si no cambiáis y os hacéis como los niños, no entraréis en el Reino de los Cielos. Así pues, quien se haga pequeño como este niño, ése es el mayor en el Reino de los Cielos.
Y el que reciba a un niño como éste en mi nombre, a mí me recibe. Pero al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le vale que le cuelguen al cuello una de esas piedras de molino que mueven los asnos, y le hundan en lo profundo del mar. ¡Ay del mundo por los escándalos! Es forzoso, ciertamente, que vengan escándalos, pero ¡ay de aquel hombre por quien el escándalo viene!

Evangelio según San Mateo, Capítulo 18, versículos 1 a 7

 
Esto no se cita en el telefilme, pero la Biblia continúa así:

"Si, pues, tu mano o tu pie te es ocasión de pecado, córtatelo y arrójalo de ti; más te vale entrar en la Vida manco o cojo que, con las dos manos o los dos pies, ser arrojado en el fuego eterno. Y si tu ojo te es ocasión de pecado, sácatelo y arrójalo de ti; más te vale entrar en la Vida con un solo ojo que, con los dos ojos, ser arrojado a la gehenna del fuego.
Guardaos de menospreciar a uno de estos pequeños; porque yo os digo que sus ángeles, en los cielos, ven continuamente el rostro de mi Padre que está en los cielos.

Evangelio según San Mateo, Capítulo 18, versículos 8 a 10

 
Como siempre, resulta chocante ver el particular modo de interpretar la Biblia que hacen las altas esferas de la Iglesia Católica, totalmente distinto a lo que está escrito, ocultando a sus sacerdotes al trasladarlos de sitio e ignorando totalmente a las víctimas. ¿Esta es la iglesia de Jesús o es la iglesia de sus cardenales? Lo único que me alegra es que, tal y como creen ellos, ninguno de estos elementos entrará en su Reino de los Cielos. ¡Al infierno con todos ellos!
 
Sí, es un tema un tanto viejo ya, pero nunca está de más recordar las miserias humanas, vengan de donde vengan.
 

Escrito por: ummo
16/10/2006 a las 12:41

Comentarios

  1. Todavía no hay comentarios.

Escribe tu comentario:

Tu nombre:

Email:

Sitio web:

Comentarios:

posts previas: Audiolibros para los amigos
Siguiente post: Regala


Últimos 10 posts:

Archivos

Powered by WordPress.