Perdonen que no me levante


Último post | Últimos 10 posts | Archivos


posts previas: ¿Podrá soportar España 4.000.000 de bajas de clientes de banda ancha?
Siguientes posts: Las “Bellas Artes” son otra cosa

Coche amarillo

En:


Cuando yo era pequeño la escasez de recursos hacía que hubiera que agudizar el ingenio para poder jugar. Hacíamos arcos y flechas con los arbustos salvajes que crecían en los descampados cercanos a casa, jugábamos con los tacones de los zapatos y cajas de cerillas recortadas a modo de cromos, hacíamos rifles con maderas, gomas elásticas y pinzas, y tantas otras cosas de manufactura casera. Jugábamos al escondite, al pañuelito, al "churro, mediamanga, mangotero", al boli, al bote, a la taba (al estilo de Huesca que aparece en el enlace), a tantas cosas… Hoy en día los niños se aburren todo el día. Necesitan sus PSP, sus Nintendo DS, sus PlayStation, su Messenger, Tuenti o Metroflog. Lo único que permanece inalterable es el balón, ese objeto redondo que sirve para darle patadas, que permanece inalterable al paso de los años y se sigue jugando igual que entonces.
 
Pero los niños de hoy tienen un juego que nosotros no teníamos. No tiene nombre, que yo sepa, pero tiene unas reglas muy sencillas: vas por la calle mirando los coches, buscando los Minis (casi siempre del modelo nuevo, pues casi no quedan originales), los Volkswagen escarabajo (también hay más del modelo nuevo que del original) y los coches en general de color amarillo, y, cuando ves uno, le sacudes un guantazo a la persona que juega contigo. Normalmente juegan entre niños, pero algunos de estos tratan de jugar con sus padres. Las madres son más reacias al juego pero los padres entran más al trapo. Yo soy uno de ellos, así que mi hija de casi 10 años y yo vamos por la calle de camino o de regreso del cole buscando el coche, moto o autobús que nos permita sacudirle un pescozón al otro. Así que si un día os enteráis de que me han encerrado en la cárcel no os asombréis, pues seguro que alguien se ha pensado que estaba maltratando a mi hija, menor de edad, y me ha denunciado a la policía.
 
Juegos de antes:
Canciones y juegos tradicionales
Juegos de Exterior
Juegos populares infantiles

Escrito por: ummo
28/2/2009 a las 8:33

Comentarios

  1. mi querido ummo, perdone que te contradiga pero eso también es viejo, o te acuerdas cuando veías una matricula capicua o abuelo con boina, lo que pasa es que ahora son los minis o vehículos en amarillo, Erik también juega y yo con el ;)
    salu2

    Por txolobo 28/2/2009 @ 16:06

  2. Mi querido txolobo, está usted perdonado, y más cuando me ha recordado los capones que nos dábamos con lo del “abuelo con boina”. Lo de las matrículas capicúa sí lo recordaba vagamente, pero el “abuelo con boina” se me había olvidado por completo :)>-

    Por ummo 6/3/2009 @ 15:24

  3. Es más… el juego podía llegar a ser más sofisticado, ya que lo hacíamos ‘a cinco temas diferentes’ y el que conseguía dar primero los cinco cogotazos (pellizcos en nuestro caso) era el que ganaba.

    - Coche color equis
    - Matricula capicúa
    - Ropa tendida
    - Soldado
    y
    - no recuerdo el quinto

    pero a estas alturas ya hay dos cada vez más complicados de conseguir. :)

    Por TheCurry 11/3/2009 @ 16:48

  4. TheCurry, me alegra de verte de nuevo por aquí.

    Aquí no era tan completo el juego, que yo recuerde. Cierto es que cada vez se ven menos soldados, aunque aquí seguimos viendo bastante ropa tendida, imagino que por el clima, si es a esos dos a los que te refieres.

    Por ummo 28/3/2009 @ 10:09

Escribe tu comentario:

Tu nombre:

Email:

Sitio web:

Comentarios:

posts previas: ¿Podrá soportar España 4.000.000 de bajas de clientes de banda ancha?
Siguiente post: Las “Bellas Artes” son otra cosa


Últimos 10 posts:

Archivos

Powered by WordPress.