Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /home/kepasa/public_html/wp-includes/cache.php on line 38
Perdonen que no me levante » levitico

Perdonen que no me levante

Diarreas mentales de un pendejo electrónico

6/9/2008

La homosexualidad en el Levítico

escrito por @ 11:24. Archivado en Los 10 mandamientos
  

Muchas veces me han preguntado, a modo de reproche, si me he leído "La Biblia". Es la pregunta típica que me hacen los que no se la han leído, casi siempre católicos, los que solo la conocen cuando la leen en sus reuniones, sacada de contexto e interpretada a su conveniencia por aquellos que se proclaman como únicos que saben interpretarla. Y la verdad es que, como es un libro que tenía ganas de leer desde hace mucho tiempo, me he animado y he empezado a leerlo; pero de principio a fin, no solo esos capítulos interesados que nos muestra la Iglesia católica, sino todo lo que hay escrito.
Y, además, voy a fijarme muy bien en ciertos detalles, detalles que quizá se le hayan pasado a más de uno que se la haya leído, entera o a trozos, pues ya tengo pedido el último libro de Pepe Rodríguez, Los pésimos ejemplos de Dios, gracias al cual quizá la lea con otros ojos.
 
Esto viene a que, hablando el otro día con mi amigo Alberto, recordé que tengo un texto sobre ciertos versículos y una escena de un capítulo de la serie "El ala oeste de la Casa Blanca", donde se critica la postura de ciertos católicos, en este caso Laura Schlessinger, locutora de radio y escritora, que atacan la homosexualidad amparándose en que La Biblia lo prohíbe expresamente en el Levítico 18, versículo 22 (en el Levítico 20:13 incluso se pena con la muerte). Hay que recordar que el Antiguo Testamento jamás se abolió, por mucho que digan los católicos que se hizo al morir Cristo en la cruz; ninguna autoridad eclesiástica, aunque debería ser un Papa, lo ha abolido nunca, con lo que sigue en vigor. Afortunadamente hay muchos creyentes que admiten que el Antiguo Testamento está totalmente desfasado y fuera de lugar hoy en día, pero también hay que decir que, desgraciadamente, también hay muchos que pretenden guiarnos a los demás según lo que allí se escribió, como si no hubiera pasado el tiempo.
Tanto la carta abierta como la escena de la serie no tienen desperdicio:

Laura Schlessinger es una conocida locutora de radio de los Estados Unidos que tiene un programa en el que da consejos en directo a los oyentes que llaman por teléfono. Saltó la polémica, y más cuando se mezclan temas de religión y homosexualidad, donde cada persona interpreta lo que dice Dios y la Biblia de una manera distinta, cuando la presentadora atacó a los homosexuales. Esta locutora dijo que la homosexualidad es una abominación, ya que así lo indica la Biblia en el Levítico, versículos 18:22, y, por lo tanto, no puede ser consentida bajo ninguna circunstancia.
Lo que a continuación transcribimos es una carta abierta dirigida a la Dra. Laura escrita por un residente en los Estados Unidos, que fue hecha pública en Internet.

Querida Dra. Laura: Gracias por dedicar tantos esfuerzos a educar a la gente en la Ley de Dios. Yo mismo he aprendido muchísimo de su programa de radio e intento compartir mis conocimientos con todas las personas con las que me es posible. Por ejemplo, cuando alguien intenta defender el estilo de vida homosexual me limito tan sólo a recordarle que el Levítico, en sus versículos 18:22, establece claramente que la homosexualidad es una abominación. Punto final. De todas formas, necesito algún consejo adicional de su parte respecto a algunas otras leyes bíblicas en concreto y cómo cumplirlas:
 
a) Cuando quemo un toro en el altar como sacrificio sé que emite un olor que es agradable para el Señor (Lev 1:9). El problema está en mis vecinos. Argumentan que el olor no es agradable para ellos. ¿Debería castigarlos? ¿Cómo?
 
b) Me gustaría vender a mi hermana como esclava, tal y como sanciona el Éxodo, 21:7. En los tiempos que vivimos, ¿qué precio piensa que sería el más adecuado?
 
c) Sé que no estoy autorizado a tener contacto con ninguna mujer mientras esté en su periodo de impureza menstrual (Lev 15:19-24).El problema que se me plantea es el siguiente: ¿cómo puedo saber si lo están o no? He intentado preguntarlo, pero bastantes mujeres se sienten ofendidas.
 
d) El Levítico, 25:44, establece que puedo poseer esclavos, tanto varones como hembras, mientras sean adquiridos en naciones vecinas. Un amigo mío asegura que esto es aplicable a los mejicanos, pero no a los canadienses. ¿Me podría aclarar este punto? ¿Por qué no puedo poseer canadienses?
 
e) Tengo un vecino que insiste en trabajar en el Sabat. El Éxodo, 35:2, claramente establece que ha de recibir la pena de muerte. ¿Estoy moralmente obligado a matarlo yo mismo? ¿Me podría apañar usted este tema de alguna manera?
 
f) Un amigo mío mantiene que aunque comer marisco es una abominación (Lev 11:10), es una abominación menor que la homosexualidad. Yo no lo entiendo. ¿Podría usted aclararme este punto?
 
g) En el Levítico, 21:20, se establece que uno no puede acercarse al altar de Dios si tiene un defecto en la vista. He de confesar que necesito gafas para leer. ¿Mi agudeza visual tiene que ser del 100%? ¿Se puede relajar un poco esta condición?
 
h) La mayoría de mis amigos (varones) llevan el pelo arreglado y bien cortado, incluso en la zona de las sienes a pesar de que esto está expresamente prohibido por el Levítico, 19:27. ¿Cómo han de morir?
 
i) Sé gracias al Levítico, 11:6-8, que tocar la piel de un cerdo muerto me convierte en impuro. Así y todo, ¿puedo continuar jugando al fútbol si me pongo guantes?
 
j) Mi tío tiene una granja. Incumple lo que se dice en el Levítico, 19:19, ya que planta dos cultivos distintos en el mismo campo, y también lo incumple su mujer, ya que lleva prendas hechas de dos tipos de tejido diferentes (algodón y poliéster). Él, además, se pasa el día maldiciendo y blasfemando. ¿Es realmente necesario llevar a cabo el engorroso procedimiento de reunir a todos los habitantes del pueblo para lapidarlos? (Lev 24:10-16). ¿No podríamos sencillamente quemarlos vivos en una reunión familiar privada, como se hace con la gente que duerme con sus parientes políticos? (Lev 20:14).
 
Sé que usted ha estudiado estos asuntos con gran profundidad, así que confío plenamente en su ayuda. Gracias de nuevo por recordarnos que la palabra de Dios es eterna e inmutable

Esta misma carta abunda mucho en Internet, como aquí o aquí, aunque yo la encontré en su día en apostatando que es gerundio.
 
La escena de "El ala oeste de la Casa Blanca" a que me refiero la tenéis a continuación, e imagino que se inspirarían en el caso de la doctora Laura. Bajo él tenéis el diálogo de la escena, ligeramente modificada para que concuerde exactamente, que me encontré en un blog.
 


 

"- Me gusta su programa. Me gusta cuando dice cosas como que la homosexualidad es abominable.
- Yo no digo que la homosexualidad sea abominable, señor Presidente. Lo dice la Biblia.
- Si, cierto. En Levítico.
- 18:22
- ¡Capítulo y versículo! Quiero hacerle un par de preguntas aprovechando que está aquí. Me interesaría vender a mi hija como esclava, tal como lo aprueba el Exodo: 21:7. Está en el segundo de carrera, habla italiano fluidamente y quita la mesa cuando le toca. ¿Cuál cree que sería un buen precio? Mientras se lo piensa le haré otra pregunta. Mi jefe de gabinete, Leo McGarry, insiste en trabajar en domingo. El Éxodo dice que quien trabaje el séptimo día debe morir. ¿Estoy moralmente obligado a matarle yo mismo o debo llamar a la policía? Ahora otra muy importante porque hay muchos fanáticos del deporte en la ciudad. Tocar la piel de un cerdo muerto lo convierte a uno en impuro: Levítico 11:7. ¿Si prometen llevar guantes pueden los del Washington Redskins seguir jugando al futbol? ¿Y los del Notredamme? ¿Y los del Westpoint? ¿Cree usted que todo el pueblo tiene que reunirse para apedrear a mi hermano John por plantar diferentes cosechas, una al lado de la otra? ¿Tengo que quemar a mi madre en una reunión familiar por llevar vestidos hechos de dos hilos diferentes? Piense en esas preguntas, ¿eh?.
¡Ah, otra cosa! Puede que usted haya confundido esta con una de sus reuniones mensuales con estrechos de mente, pero aquí cuando el presidente está de pie, nadie está sentado".

 
Y leeros El pequeño monstruo de la doctora Laura, resulta muy interesante.




[gestionado con WordPress.]




Para cuando la razón entiende lo sucedido, las heridas en el corazón ya son demasiado profundas. (La sombra del viento) (Carlos Ruiz Zafón)

¿Quién soy?:

Cosas que nunca te dije:

La búsqueda:

Atrapado por su pasado:

Abril 2014
L M M J V S D
« May    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
 

Grupo salvaje:

La terminal:

IBSN:

Agradecimientos:

Licencia para matar:


Toda esta bitácora, salvo lo que pertenece a terceras personas (ver licencia correspondiente) o que se indique expresamente lo contrario, se halla
bajo una licencia
Creative Commons.

También he creado una licencia ColorIURIS, para que cualquiera pueda usar los contenidos del blog, aceptando esta licencia:

Los visitantes:



Website analyzer

Los otros:

Enlázame:

Pincha en la imagen para más información.


Los dibujos de Ibai


Tablón de anuncios:

Las amistades peligrosas:

Más citas:

El coleccionista de huesos:

Quo Vadis?:

Me gusta:

Noticias:

Abre los ojos:

En defensa propia:

110 peticiones. 0.245 segundos