Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /home/kepasa/public_html/wp-includes/cache.php on line 38
Perdonen que no me levante » religion

Perdonen que no me levante

Diarreas mentales de un pendejo electrónico

21/6/2009

Al rescate de la pobreza

escrito por @ 13:03. Archivado en El fotógrafo del pánico
  


De Fotos varias


Campaña contra la pobreza, por parte de una de las organizaciones más inmensamente ricas del planeta, cuyo valor económico y patrimonial es incalculable, y cuya riqueza podría, muy probablemente, acabar ella sola con esa pobreza si ellos quisieran desprenderse de su dinero, tal y como predicó un tal Jesús, según dijeron Mateo, Marcos y Lucas.
Esta es la fachada del Palacio Episcopal de Castellón, que pertenece a la Diócesis de Segorbe-Castellón, la choza donde se aloja nuestro obispo cuando se digna deleitarnos con su presencia.




8/1/2009

Las horas canónicas

escrito por @ 11:00. Archivado en Los 10 mandamientos
  

Cada vez me estoy aficionando más a las novelas ambientadas en tiempos pasados, sobre todo las de la Edad Media. En aquella época la vida de las poblaciones estaban regidas por el ritmo de los monasterios e iglesias que campaban en todas ellas y siempre se hacía referencia a un momento concreto del día usando las llamadas "horas canónicas". ¿Alguna vez os habéis preguntado la equivalencia entre esas horas canónicas y las horas actuales? Esto es lo que he encontrado:
 

MAITINES A las 0:00 o entre las 2 y las 3 de la noche (según fuentes)
Reloj de horas canónicas
LAUDES Al alba, entre las 5 y las 6 de la madrugada
PRIMA Entre las 7 y las 7:30 de la mañana
TERCIA Sobre las 9 de la mañana
SEXTA Al mediodía
NONA Entre las 14 y las 15 horas de la tarde
VÍSPERAS Al ponerse el sol
COMPLETAS Una vez ha anochecido completamente y antes de acostarse los monjes


 
Horas canónicas
La percepción medieval del tiempo
Toques de campanas de la Comunidad de Religiosas del Monasterio de Agustinas de Errenteria
Horario de un día durante la semana, para un monje del claustro (Cartujos)




16/10/2008

Reservado el derecho de admisión

escrito por @ 21:56. Archivado en Los 10 mandamientos
  

Si no me equivoco, el derecho de admisión es el derecho que tiene el dueño de un local público a prohibir la entrada a quien considere oportuno, que para eso es suyo.
 
Ayer me encontré a mi sobrino Iván y me contó que, en el viaje que hizo con su familia a Italia, en Roma, a su hermana no la dejaron entrar en una iglesia. El motivo: se le veían las rodillas. Parece ser que por allí está prohibido entrar en las iglesias si se te ven las rodillas o los hombros.
 
¿A quién pertenecen las iglesias? ¿Las iglesias son de la Iglesia o pertenecen al patrimonio artístico y cultural de la humanidad? Si son de la humanidad, y por lo tanto me pertenecen mientras pague mis impuestos, ¿qué derecho tiene la Iglesia a prohibirme la entrada? Y si son una propiedad privada que pertenece a la Iglesia, ¿por qué hay parte de los impuestos destinados a ellas y con qué cara la Iglesia pide a los ciudadanos que ayuden a su mantenimiento con toda la pasta que tienen? ¿Es que no quieren gastarla o es solo para los gastos del Papa y el Vaticano?
A mí me parece estupendo que pongan unas normas de decoro en todas partes, es lo lógico, tanto en lugares públicos como privados, tanto del Estado como de particulares. Pero esas normas, ¿han de ser del siglo XXI, que es el que estamos viviendo, o han de ser del siglo XIII, cuando la piel tenía que ir tapada? Me parece una absoluta estupidez prohibir la entrada a un lugar, por muy iglesia que sea, porque se te ven las rodillas o los hombros. ¿Cómo te pueden prohibir la entrada a estas alturas de la vida? ¿Tan retrógrada sigue siendo la Iglesia que impone esas normas de siglos pasados? Y luego se quejan de que están perdiendo fieles a marchas forzadas. Y luego hablamos de los musulmanes y el burka




9/9/2008

Tradiciones

escrito por @ 6:32. Archivado en El gran dictador, El mundo está loco loco loco, Los 10 mandamientos
  

España es un país de tradiciones, algunas de ellas muy arraigadas. Una de ellas es la religión, aunque digan que este es un estado laico. Mayoritariamente nos casamos, bautizamos a nuestros hijos, les confirmamos y nos hacemos funerales siguiendo los ritos católicos, apenas sin cambios desde hace tantos años. ¿Y por qué lo hacemos? Por tradición, por costumbre, porque siempre se ha hecho así.
Y siendo un país laico celebramos la Navidad y no nos acaba de gustar Papá Noel porque es extranjero, preferimos a nuestros Reyes Magos, que son nuestros, una figura bíblica.
Aunque estas fiestas quedan muy lejos del fervor religioso (y luego hablamos del fundamentalismo musulmán) de la Semana Santa, cuando en miles de pueblos sacamos a pasear por las calles a esos trozos de madera clavados a una cruz o vestidos con riquísimos ropajes representando vírgenes (¿de dónde sacamos tantas vírgenes si se supone que solo había una?), incumpliendo el mandamiento bíblico desaparecido de los catecismos de no adorar imágenes. La gente paga y se pega por llevar unos metros sobre sus hombros, incluso hay quien se prepara durante todo el año, a toda clase de santos, vírgenes, cristos y demás fauna religiosa, todo ello en base a unas tradiciones que vamos arrastrando por los tiempos.
 
La otra tradición, disfrazada de seudo-cultura, es la que se sustenta de estos dos argumentos o excusas: la taurina.
La mal llamada "fiesta nacional" es una fiesta tradicional y esos son dos de los tristes argumentos de quienes defienden la tortura de unos animales criados para satisfacer el ansia de sangre y mutilación de demasiados salvajes en este país de pandereta, que lo único que hacen es aumentar los abultados bolsillos de unos cuantos ganaderos y de unos cuantos toreros, llamados por sus legiones de seguidores "maestros", "artistas" y, en el colmo de lo absurdo, "matadores". Estos son los modernos gladiadores de hoy en día, salvo que ahora juegan con ventaja. Ya no luchan con otro ser humano en igualdad de condiciones o contra un león hambriento desesperado por llevarse un trozo de carne a la boca, sino que esquivan las embestidas de un animal asustado al que para poder doblegar han de clavar una puya repetidas veces y llenar el lomo de banderillas para que vayan desgarrando al toro y mermar sus fuerzas, porque si no debilitaran al animal no tendrían los cojones suficientes para enfrentarse a él.
Y, a diferencia de lo que piensa mi amiga kiraya, yo sí creo que tenemos a ese César. Al igual que los gladiadores evolucionaron para convertirse en toreros el César evolucionó y ahora le llamamos Majestad. Resulta patético ver a quien los caducos monárquicos llaman nuestro rey, el rey de todos los españoles, o, en su lugar, a su primogénito de futuro asegurado, a diferencia de la mayoría de sus mileuristas súbditos, junto a su cenicienta consorte, agitando el pañuelito en señal de aprobación, en lugar de mostrarnos su regio pulgar, para que mutilen al animal agonizante y le den los trofeos al "maestro", cortados del animal todavía vivo.
Y como ese moderno César no puede estar en todas partes, aunque muchos le halaguen y le traten como si fuera un diosecillo, en las plazas de toros existe la figura del Presidente, que decide sobre la vida y la muerte del animal o sobre cuantas partes del animal aún agonizante han de mutilar para dárselo a su torturador.
 
Tradición. Hermosa palabra de hermoso significado, empleada como excusa para perpetuar costumbres que no pueden perpetuarse de otro modo. Hace muchos años existía una tradición, la lucha de gladiadores en los anfiteatros, usada para disfrute de los ciudadanos de Roma. También tenían otra tradición, muy popular en aquella época, que era arrojar a los cristianos a los leones. Afortunadamente ya no existen, pero, ¿por qué no las retomamos si fueron tradiciones en su tiempo? ¿Y la esclavitud? también fue tradicional durante mucho tiempo e incluso hoy en día siguen habiendo formas de esclavitud. ¿Por qué no la retomamos? ¿Y por qué no importamos tradiciones de otros países? La ablación de clítoris es una tradición vigente hoy en día en algunos países, podíamos traerla a nuestro país, que nos íbamos a divertir mucho.
 
En fin, que sí, que el ser humano es extraordinario.
 
Diez razones para terminar con las corridas de toros
Cada año se maltratan 60.000 animales en nuestras fiestas
El Toro de la Vega: una tradición salvaje, en Tordesillas




6/9/2008

La homosexualidad en el Levítico

escrito por @ 11:24. Archivado en Los 10 mandamientos
  

Muchas veces me han preguntado, a modo de reproche, si me he leído "La Biblia". Es la pregunta típica que me hacen los que no se la han leído, casi siempre católicos, los que solo la conocen cuando la leen en sus reuniones, sacada de contexto e interpretada a su conveniencia por aquellos que se proclaman como únicos que saben interpretarla. Y la verdad es que, como es un libro que tenía ganas de leer desde hace mucho tiempo, me he animado y he empezado a leerlo; pero de principio a fin, no solo esos capítulos interesados que nos muestra la Iglesia católica, sino todo lo que hay escrito.
Y, además, voy a fijarme muy bien en ciertos detalles, detalles que quizá se le hayan pasado a más de uno que se la haya leído, entera o a trozos, pues ya tengo pedido el último libro de Pepe Rodríguez, Los pésimos ejemplos de Dios, gracias al cual quizá la lea con otros ojos.
 
Esto viene a que, hablando el otro día con mi amigo Alberto, recordé que tengo un texto sobre ciertos versículos y una escena de un capítulo de la serie "El ala oeste de la Casa Blanca", donde se critica la postura de ciertos católicos, en este caso Laura Schlessinger, locutora de radio y escritora, que atacan la homosexualidad amparándose en que La Biblia lo prohíbe expresamente en el Levítico 18, versículo 22 (en el Levítico 20:13 incluso se pena con la muerte). Hay que recordar que el Antiguo Testamento jamás se abolió, por mucho que digan los católicos que se hizo al morir Cristo en la cruz; ninguna autoridad eclesiástica, aunque debería ser un Papa, lo ha abolido nunca, con lo que sigue en vigor. Afortunadamente hay muchos creyentes que admiten que el Antiguo Testamento está totalmente desfasado y fuera de lugar hoy en día, pero también hay que decir que, desgraciadamente, también hay muchos que pretenden guiarnos a los demás según lo que allí se escribió, como si no hubiera pasado el tiempo.
Tanto la carta abierta como la escena de la serie no tienen desperdicio:

Laura Schlessinger es una conocida locutora de radio de los Estados Unidos que tiene un programa en el que da consejos en directo a los oyentes que llaman por teléfono. Saltó la polémica, y más cuando se mezclan temas de religión y homosexualidad, donde cada persona interpreta lo que dice Dios y la Biblia de una manera distinta, cuando la presentadora atacó a los homosexuales. Esta locutora dijo que la homosexualidad es una abominación, ya que así lo indica la Biblia en el Levítico, versículos 18:22, y, por lo tanto, no puede ser consentida bajo ninguna circunstancia.
Lo que a continuación transcribimos es una carta abierta dirigida a la Dra. Laura escrita por un residente en los Estados Unidos, que fue hecha pública en Internet.

Querida Dra. Laura: Gracias por dedicar tantos esfuerzos a educar a la gente en la Ley de Dios. Yo mismo he aprendido muchísimo de su programa de radio e intento compartir mis conocimientos con todas las personas con las que me es posible. Por ejemplo, cuando alguien intenta defender el estilo de vida homosexual me limito tan sólo a recordarle que el Levítico, en sus versículos 18:22, establece claramente que la homosexualidad es una abominación. Punto final. De todas formas, necesito algún consejo adicional de su parte respecto a algunas otras leyes bíblicas en concreto y cómo cumplirlas:
 
a) Cuando quemo un toro en el altar como sacrificio sé que emite un olor que es agradable para el Señor (Lev 1:9). El problema está en mis vecinos. Argumentan que el olor no es agradable para ellos. ¿Debería castigarlos? ¿Cómo?
 
b) Me gustaría vender a mi hermana como esclava, tal y como sanciona el Éxodo, 21:7. En los tiempos que vivimos, ¿qué precio piensa que sería el más adecuado?
 
c) Sé que no estoy autorizado a tener contacto con ninguna mujer mientras esté en su periodo de impureza menstrual (Lev 15:19-24).El problema que se me plantea es el siguiente: ¿cómo puedo saber si lo están o no? He intentado preguntarlo, pero bastantes mujeres se sienten ofendidas.
 
d) El Levítico, 25:44, establece que puedo poseer esclavos, tanto varones como hembras, mientras sean adquiridos en naciones vecinas. Un amigo mío asegura que esto es aplicable a los mejicanos, pero no a los canadienses. ¿Me podría aclarar este punto? ¿Por qué no puedo poseer canadienses?
 
e) Tengo un vecino que insiste en trabajar en el Sabat. El Éxodo, 35:2, claramente establece que ha de recibir la pena de muerte. ¿Estoy moralmente obligado a matarlo yo mismo? ¿Me podría apañar usted este tema de alguna manera?
 
f) Un amigo mío mantiene que aunque comer marisco es una abominación (Lev 11:10), es una abominación menor que la homosexualidad. Yo no lo entiendo. ¿Podría usted aclararme este punto?
 
g) En el Levítico, 21:20, se establece que uno no puede acercarse al altar de Dios si tiene un defecto en la vista. He de confesar que necesito gafas para leer. ¿Mi agudeza visual tiene que ser del 100%? ¿Se puede relajar un poco esta condición?
 
h) La mayoría de mis amigos (varones) llevan el pelo arreglado y bien cortado, incluso en la zona de las sienes a pesar de que esto está expresamente prohibido por el Levítico, 19:27. ¿Cómo han de morir?
 
i) Sé gracias al Levítico, 11:6-8, que tocar la piel de un cerdo muerto me convierte en impuro. Así y todo, ¿puedo continuar jugando al fútbol si me pongo guantes?
 
j) Mi tío tiene una granja. Incumple lo que se dice en el Levítico, 19:19, ya que planta dos cultivos distintos en el mismo campo, y también lo incumple su mujer, ya que lleva prendas hechas de dos tipos de tejido diferentes (algodón y poliéster). Él, además, se pasa el día maldiciendo y blasfemando. ¿Es realmente necesario llevar a cabo el engorroso procedimiento de reunir a todos los habitantes del pueblo para lapidarlos? (Lev 24:10-16). ¿No podríamos sencillamente quemarlos vivos en una reunión familiar privada, como se hace con la gente que duerme con sus parientes políticos? (Lev 20:14).
 
Sé que usted ha estudiado estos asuntos con gran profundidad, así que confío plenamente en su ayuda. Gracias de nuevo por recordarnos que la palabra de Dios es eterna e inmutable

Esta misma carta abunda mucho en Internet, como aquí o aquí, aunque yo la encontré en su día en apostatando que es gerundio.
 
La escena de "El ala oeste de la Casa Blanca" a que me refiero la tenéis a continuación, e imagino que se inspirarían en el caso de la doctora Laura. Bajo él tenéis el diálogo de la escena, ligeramente modificada para que concuerde exactamente, que me encontré en un blog.
 


 

"- Me gusta su programa. Me gusta cuando dice cosas como que la homosexualidad es abominable.
- Yo no digo que la homosexualidad sea abominable, señor Presidente. Lo dice la Biblia.
- Si, cierto. En Levítico.
- 18:22
- ¡Capítulo y versículo! Quiero hacerle un par de preguntas aprovechando que está aquí. Me interesaría vender a mi hija como esclava, tal como lo aprueba el Exodo: 21:7. Está en el segundo de carrera, habla italiano fluidamente y quita la mesa cuando le toca. ¿Cuál cree que sería un buen precio? Mientras se lo piensa le haré otra pregunta. Mi jefe de gabinete, Leo McGarry, insiste en trabajar en domingo. El Éxodo dice que quien trabaje el séptimo día debe morir. ¿Estoy moralmente obligado a matarle yo mismo o debo llamar a la policía? Ahora otra muy importante porque hay muchos fanáticos del deporte en la ciudad. Tocar la piel de un cerdo muerto lo convierte a uno en impuro: Levítico 11:7. ¿Si prometen llevar guantes pueden los del Washington Redskins seguir jugando al futbol? ¿Y los del Notredamme? ¿Y los del Westpoint? ¿Cree usted que todo el pueblo tiene que reunirse para apedrear a mi hermano John por plantar diferentes cosechas, una al lado de la otra? ¿Tengo que quemar a mi madre en una reunión familiar por llevar vestidos hechos de dos hilos diferentes? Piense en esas preguntas, ¿eh?.
¡Ah, otra cosa! Puede que usted haya confundido esta con una de sus reuniones mensuales con estrechos de mente, pero aquí cuando el presidente está de pie, nadie está sentado".

 
Y leeros El pequeño monstruo de la doctora Laura, resulta muy interesante.




1/8/2008

Parece que ya lo somos

escrito por @ 14:38. Archivado en La vida de Brian, Los 10 mandamientos
  


 
Aunque todavía no estoy convencido… El otro día fui a la parroquia a ver el libro, ya que todavía no había recibido la carta que acabo de recibir hace un rato. En el libro de bautismo habían anotado:

Nota:
Abjuró formalmente de la fe católica el día 11 de julio de 2008

Lo que creo es que han de anotar que no consiento en que se usen mis datos absolutamente para nada, así que estoy todavía investigando, aunque creo que ya podemos considerarnos ateos oficiales ;)




11/7/2008

Pues no me lo ha puesto difícil

escrito por @ 12:01. Archivado en La vida de Brian, Los 10 mandamientos
  

No ha sido tan complicado como pensaba. Creía que el Vicario General me lo iba a poner más difícil, que me iba a preguntar los motivos de mi decisión y ya tenía los argumentos masticados, pensando argumentar solo mi condición de ateo para tomar la decisión de apostatar, puesto que mis otras razones no le iban a gustar lo más mínimo y prefería no tener que hablar de ellas.
Pero no me ha soltado siquiera un discurso paternalista, muy propio de los religiosos; tan solo me ha dicho que imagina que sé las consecuencias de mi decisión, que no podré ser padrino de bodas o bautizos y que el día que me muera (ha deseado que tarde mucho en llegar) no podré tener un funeral católico. Luego ha añadido que si algún día cambio de opinión tendrán los brazos abiertos para acogerme de nuevo. Finalmente, me han hecho firmar una declaración de abandono de la fe católica, donde dice textualmente:
 

DECLARA:
 
Que renuncia formalmente a la fe a la que se adhirió por el bautismo y que no quiere ser considerado en adelante como miembro de la Iglesia Católica.

 
Nada más. Y ahí daba por terminada nuestra pequeña reunión.
 
Como ya estaba puesto sobre aviso, tal y como leí en la página de Pepe Rodríguez, en su apartado "Proceso", le he dicho que espero recibir en unos días una carta informándome de que se ha hecho anotación en los libros de bautismo del acto. Me ha dicho que no es necesario, que con el documento que hemos firmado es suficiente. Pero ese documento no significa nada salvo mi renuncia a la fe católica, un documento inconcreto que no me hace apóstata formal. Así que le he dicho que debo recibir una carta comunicándome que se ha hecho efectiva la apostasía en los libros de bautismo y le he pedido que, por favor, me la manden. Esa carta es lo único que tiene validez, lo único que me garantiza que se me excluye de la iglesia católica.
 
También le he preguntado acerca de lo que comenté sobre la entrega de ficheros a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Me ha dicho que lo desconoce en absoluto, que es la primera noticia que tiene y que no cree que sea cierto. No he querido insistir, así que lo he dejado correr y me daré por satisfecho con que me borres de los listados de aquí.
 
Lo malo de todo esto es mi tía. Lo lamento por ella, pues mis tíos son religiosos y no creo que les haga mucha gracia, así que me gustaría que no se enteraran. Pero uno ha de ser consecuente con sus creencias y no podemos pertenecer al mismo club de católicos siéndolo ellos y yo no, ¿verdad?
 
Y ahora, a esperar los 10 días de rigor.




8/7/2008

Catolicismo + apostasía = libertad

escrito por @ 14:27. Archivado en La vida de Brian, Los 10 mandamientos
  

"La verdad os hará libres" (Jn 8,32), la mentira, creyentes.

Tal y como dice el evangelio de San Juan en su capítulo 8, versículo 32, y como matiza Pepe Rodríguez en el introito de su libro Mentiras fundamentales de la Iglesia católica, por fin estoy empezando a sentirme completamente libre, ya que la cosa ya está en marcha y voy camino de ser ateo "de iure".
 
Hace tiempo ya dije que tenía un asunto pendiente con la Iglesia y ya ha llegado el momento, pues mis hijos ya tomaron la Comunión y, como ya dije en su día, no quise estropearles la ilusión que tenían. Así que ya he solicitado la partida de bautismo en San Cristóbal, la parroquia donde me bautizaron, que me dan esta tarde, y estoy a la espera de la llamada del obispado (mapa) para concertar una cita me acaban de llamar del obispado (mapa) para citarme este viernas a las 12 y, supongo yo, me darán la típica charla de diván de psicólogo para tratar de convencerme de que no lo haga.
Así que ya tengo preparada la solicitud, según el modelo de Ateus de Catalunya, aunque descargado de "apostatando que es gerundio…", porque la versión de Pepe Rodríguez me ha parecido demasiado elaborada, demasiado empalagosa, así como también algunas resoluciones de la AGPD, y a la espera de ir a la cita con el Vicario del obispado. Y espero que no me tiren de la lengua, pues no quisiera tener que decirles todo lo que pienso de ellos, más que nada para que no se pongan en contra y me lo hagan todo más difícil.
 
Y hay una cosa que me ha dejado preocupado y no sé si plantearlo y exigir su cumplimiento, y es el siguiente texto del modelo para apostatar (PDF) que hay en la web de Pepe Rodríguez:
 

Muy particularmente se exige al responsable de la Iglesia católica a quien se dirige este acto que, en un plazo no superior a los dos meses, tramite ante la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Iglesia mormona), con sede en Utah, la eliminación total de los datos registrales de quien comparece y de todos sus familiares, vivos o fallecidos, que esa Iglesia posee de forma ilegítima desde que las diócesis católicas le permitieron microfilmar sus registros parroquiales y utilizarlos para sus fines privados, todo ello sin autorización de los millones de afectados cuyos datos figuran informatizados en la base de datos familiares que esa religión tiene a buen recaudo bajo una montaña de granito en Little Cottonwood (Salt Lake City). De ese trámite deberá darse cuenta documental indubitada a quien suscribe este documento.

Nota: los enlaces no figuran en el documento original.

 
No he encontrado referencias a este hecho, salvo una pequeña noticia en un periódico católico, lo cual me hace pensar que es cierto. El caso es que estoy dudando si exigir también este punto o conformarme con que me borren de los registros de aquí. Aunque, seguramente, sí haga alguna referencia a ello en la entrevista.
 
Bueno, espero tener buenas noticias, para mí, por supuesto, en unos días y poder decir que no soy católico, ni cristiano, ni nada, que soy ateo positivo o, como mucho, pastafarista ;)
 
Entradas relacionadas:
Yo también quiero ser apóstata
No hay escapatoria a la religión




7/10/2007

No hay escapatoria a la religión

escrito por @ 3:42. Archivado en Los 10 mandamientos
  

LLevo una temporada que no escapo a la religión. Lo más gordo de estos días es que mi hija ha empezado su adoctrinamiento católico. Sí, sí.. ya sé lo que diréis los católicos, que dicho así no es cierto,, pero la verdad es que así es, que va a que los católicos le enseñen SU doctrina. ¿Y por qué dejo que adoctrinen a mi hija si es algo que no me gusta? Pues que no piense nadie que no tengo remordimientos, es algo que no me gusta. Pienso que todavía no está en edad de definirse religiosamente, pero nuestro entorno social nos lleva a esto. Todos sus compañeros de la escuela van a hacer la comunión, no hay alternativas laicas, así que casi todos los niños la quieren hacer, no por convicción, sino por materialismo; todos esperan esa montaña de regalos que les cae encima, con sus teles, peesepés, peesedós, nintendos, relojes, juegos, y un largo etcétera. Le di a elegir entre hacer la comunión o hacer un viaje, y eligió la comunión, y no me siento capaz de negárselo.
Cualquier católico devoto me echará en cara que lo haga, pero prefiero tragarme mi hipocresía (que no es tal, pues no finjo nada) a quitarle la ilusión a una niña de 8 años. Aunque no nos engañemos, quien verdaderamente se beneficia de la ilusión de los niños es la iglesia, con sus legiones de catequistas, catecismo en mano. En fin…
 
También he caído estos días en alguna web sobre temas religiosos. Y es curioso lo que ocurre. Cualquiera que me conozca mínimamente verá que no me siento laico, ni siquiera agnóstico. Que lo que soy es un ateo de esos que la iglesia católica hubiera disfrutado quemando en la hoguera hace unos cuantos años. Pues bien, la religión es uno de mis temas preferidos. Pero no en su sentido puramente religioso y espiritual, sino en su aspecto histórico. Me encantan las novelas donde la religión tiene un gran protagonismo (Los pilares de la tierra es una de mis novelas favoritas), al igual que las películas. Se aprende mucho leyendo, abre la mente y ayuda a pensar por uno mismo. Cuanto más aprendes, más capaz eres de decidir por ti mismo en lo que crees y en lo que no.
 
En una de las webs en las que he tropezado me encontré este texto:

Estoy completamente a favor del permitir el matrimonio entre católicos.
 
Me parece una injusticia y un error tratar de impedirselo.
 
El catolicismo no es una enfermedad. Los católicos, pese a que a muchos no les gusten o les parezcan extraños, son personas normales y deben poseer los mismos derechos que los demás, como si fueran, por ejemplo, informáticos u homosexuales.
 
Soy consciente de que muchos comportamientos y rasgos de caracter de las personas católicas, como su actitud casi enfermiza hacia el sexo, pueden parecernos extraños a los demás. Sé que incluso, a veces, podrían esgrimirse argumentos de salubridad pública, como su peligroso y deliberado rechazo a los preservativos. Sé también que muchas de sus costumbres, como la exhibición pública de imágenes de torturados, pueden incomodar a algunos.
 
Pero esto, además de ser más una imagen mediática que una realidad, no es razón para impedirles el ejercicio del matrimonio.
 
Algunos podrían argumentar que un matrimonio entre católicos no es un matrimonio real, porque para ellos es un ritual y un precepto religioso ante su dios, en lugar de una unión entre dos personas. También, dado que los hijos fuera del matrimonio están gravemente condenados por la iglesia, algunos podrían considerar que permitir que los católicos se casen incrementará el número de matrimonios por "el qué dirán" o por la simple búsqueda de sexo (prohibido por su religión fuera del matrimonio), incrementando con ello la violencia en el hogar y las familias desestrucuturadas. Pero hay que recordar que esto no es algo que ocurra sólo en las familas católicas y que, dado que no podemos meternos en la cabeza de los demás, no debemos juzgar sus motivaciones.
 
Por otro lado, el decir que eso no es matrimonio y que debería ser llamado de otra forma, no es más que una forma un tanto ruín de desviar el debate a cuestiones semánticas que no vienen al caso: Aunque sea entre católicos, un matrimonio es un matrimonio, y una familia es una familia.
 
Y con esta alusión a la familia paso a otro tema candente del que mi opinión, espero, no resulte demasiado radical: También estoy a favor de permitir que los católicos adopten hijos.
 
Algunos se escandalizarán ante una afirmación de este tipo. Es probable que alguno responda con exclamaciones del tipo de "¿Católicos adoptando hijos? ¡Esos niños podrían hacerse católicos!".
 
Veo ese tipo de críticas y respondo: Si bién es cierto que los hijos de católicos tienen mucha mayor problabilidad de convertirse a su vez en católicos (al contrario que, por ejemplo, ocurre en la informática o la homosexualidad), ya he argumentado antes que los católicos son personas como los demás.
 
Pese a las opiniones de algunos y a los indicios, no hay pruebas evidentes de que unos padres católicos estén peor preparados para educar a un hijo, ni de que el ambiente religiosamente sesgado de un hogar católico sea una influencia negativa para el niño. Además, los tribunales de adopción juzgan cada caso individualmente, y es precisamente su labor determinar la idoneidad de los padres.
 
En definitiva, y pese a las opiniones de algunos sectores, creo que debería permitirseles también a los católicos tanto el matrimonio como la adopción.
 
Exactamente igual que a los informáticos y a los homosexuales.

El texto pertenece a Psicobyte y se puede leer aquí: Matrimonio y católicos (muy interesantes también algunos cometarios).
También he acabado en la página de discusión del artículo de la Wikipedia acerca de la Inquisición, que aún no he acabado de leer por su extensión, donde he encontrado un párrafo que me gustaría que alguien me tradujera, si es capaz de entenderlo:

Lo cual parece ser imposible en lo mismo que supone, pues ¿quién no alcanza fuera superfluo a la misma naturaleza mandar en sí como en extraño lo que posee ab intrinseco, sino primariamente en razón formal, secundariamente en consecución de propiedad suya insita, innata e inseparable, cual apetito inserto en sí misma?

En esta página de discusión hay un enfrentamiento dialéctico muy interesante acerca del papel de la Inquisición.
 
Todo esto vino, no sé por qué regla de tres, desde que tropecé, tampoco sé cómo llegué ahí, con un blog sobre la apostasía, que es algo que tengo pendiente de hacer desde hace tiempo. En este blog hay algunos artículos, desde el punto de vista histórico, muy interesantes, lo mismo que algunos comentarios muy instructivos.
 
En fin, que la religión a día de hoy es como la propia sombra, que por mucho que corras y por muy lejos que vayas, siempre te persigue.




16/10/2006

Secretos de confesión

escrito por @ 12:41. Archivado en Los 10 mandamientos
  

Anoche estuve viendo "Secretos de confesión", un telefilme de esos que pasan sin pena ni gloria, a pesar de tener varios actores conocidos, basado en hechos reales. Trata de los escándalos en la iglesia católica de los Estados Unidos, salpicando a uno de sus cardenales y como es un tema que me interesa bastante, pues le eché un ojo a la película, que ciertamente no es gran cosa.
 
Y como siempre que veo o leo algo que me llama la atención, en este caso también extraje algo, un pasaje de la Biblia que recita uno de los sacertotes, no implicado en el escándalo:

En aquel momento se acercaron a Jesús los discípulos y le dijeron: "¿Quién es, pues, el mayor en el Reino de los Cielos?" Él llamó a un niño, le puso en medio de ellos y dijo: "Yo os aseguro: si no cambiáis y os hacéis como los niños, no entraréis en el Reino de los Cielos. Así pues, quien se haga pequeño como este niño, ése es el mayor en el Reino de los Cielos.
Y el que reciba a un niño como éste en mi nombre, a mí me recibe. Pero al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le vale que le cuelguen al cuello una de esas piedras de molino que mueven los asnos, y le hundan en lo profundo del mar. ¡Ay del mundo por los escándalos! Es forzoso, ciertamente, que vengan escándalos, pero ¡ay de aquel hombre por quien el escándalo viene!

Evangelio según San Mateo, Capítulo 18, versículos 1 a 7

 
Esto no se cita en el telefilme, pero la Biblia continúa así:

"Si, pues, tu mano o tu pie te es ocasión de pecado, córtatelo y arrójalo de ti; más te vale entrar en la Vida manco o cojo que, con las dos manos o los dos pies, ser arrojado en el fuego eterno. Y si tu ojo te es ocasión de pecado, sácatelo y arrójalo de ti; más te vale entrar en la Vida con un solo ojo que, con los dos ojos, ser arrojado a la gehenna del fuego.
Guardaos de menospreciar a uno de estos pequeños; porque yo os digo que sus ángeles, en los cielos, ven continuamente el rostro de mi Padre que está en los cielos.

Evangelio según San Mateo, Capítulo 18, versículos 8 a 10

 
Como siempre, resulta chocante ver el particular modo de interpretar la Biblia que hacen las altas esferas de la Iglesia Católica, totalmente distinto a lo que está escrito, ocultando a sus sacerdotes al trasladarlos de sitio e ignorando totalmente a las víctimas. ¿Esta es la iglesia de Jesús o es la iglesia de sus cardenales? Lo único que me alegra es que, tal y como creen ellos, ninguno de estos elementos entrará en su Reino de los Cielos. ¡Al infierno con todos ellos!
 
Sí, es un tema un tanto viejo ya, pero nunca está de más recordar las miserias humanas, vengan de donde vengan.
 




[gestionado con WordPress.]




Todas las cosas son imposibles mientras lo parezcan. (Concepción Arenal)

¿Quién soy?:

Cosas que nunca te dije:

La búsqueda:

Atrapado por su pasado:

Abril 2014
L M M J V S D
« May    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
 

Grupo salvaje:

La terminal:

IBSN:

Agradecimientos:

Licencia para matar:


Toda esta bitácora, salvo lo que pertenece a terceras personas (ver licencia correspondiente) o que se indique expresamente lo contrario, se halla
bajo una licencia
Creative Commons.

También he creado una licencia ColorIURIS, para que cualquiera pueda usar los contenidos del blog, aceptando esta licencia:

Los visitantes:



Website analyzer

Los otros:

Enlázame:

Pincha en la imagen para más información.


Los dibujos de Ibai


Tablón de anuncios:

Las amistades peligrosas:

Más citas:

El coleccionista de huesos:

Quo Vadis?:

Me gusta:

Noticias:

Abre los ojos:

En defensa propia:

118 peticiones. 0.313 segundos